Equilibrio y Desequilibrio

Equilibrio/desequilibrio

AMA, las toxinas.

Sabemos que la energía de transformación es regulada por Agni, por Pitta y que es la llave para mantener el equilibrio, la armonía, el bienestar. Así pues la observación del estado de nuestro Agni es de vital importancia para prevenir cualquier trastorno sea del tipo que sea.

“El equilibrio y el agravamiento de los doshas se debe en todo momento a la fuerza o la debilidad relativa del fuego digestivo. Por consiguiente, uno debe proteger siempre su fuego digestivo, e impedir todas las actividades que pudieran debilitarlo”(Charka)

El deterioro o desequilibrio de los humores biológicos, vata, pitta, kapha crea toxinas, llamadas Ama en sánscrito, que circulan por todo el cuerpo, y a través de la circulación se acumulan a las áreas más débiles del cuerpo.

La raíz de todas las dolencias es Ama, bloquea los intestinos, con lo cual éstos no hacen su función de asimilación y absorción de los alimentos correctamente, bloquea los vasos capilares, las venas y las arterias, y la sangre absorbe las toxinas que entran en circulación por todo el cuerpo, acumulándose en los sitios más débiles, debilitando los órganos y reduciendo nuestro sistema inmunológico y finalmente manifestándose como dolencias de diversas formas (diabetes, artritis…).

Ama puede tener diferentes causas, más todas podrían ser denominadas como originarias de la mala digestión, sea de tipo alimentario o de tipo emocional, reprimiendo las emociones o bien no digiriéndolas.

 

Nuestro fuego digestivo varía, se puede debilitar por las siguientes razones:

 

  • Exceso de frío y de sustancias líquidas, especialmente agua helada sobre todo en invierno, y frecuentemente antes de las comidas.
  • Comer demasiado o muy poco.
  • Exceso de alimentos pesados.
  • Comer antes de que la comida anterior se haya digerido.
  • Combinaciones inadecuadas de los alimentos
  • Supresión de los impulsos naturales reflejos, lo cual provoca que Vata se mueva en direcciones inapropiadas.
  • Trastornos del sueño.
  • Consumo de alimentos a los que no se está habituado o en un momento inadecuado según las estaciones, el clima, la edad, ...
  • Actividad excesiva (especialmente sexual) o insuficiente.
  • Causas mentales como la envidia, el miedo, la cólera, la codicia, la angustia, el sufrimiento y la tristeza.

 

Hay 13 impulsos que jamás deben ser restringidos:

 

  1. La expulsión de la orina.
  2. La expulsión de las heces.
  3. La expulsión de los gases.
  4. El vómito.
  5. El estornudo.
  6. El eructo.
  7. El bostezo.
  8. No comer cuando se tiene hambre.
  9. No beber cuando se tiene sed.
  10. No dormir cuando se tiene sueño.
  11. No llorar cuando se está triste.
  12. No jadear después de un ejercicio
  13. No eyacular cuando la excitación es irresistible.

 

La restricción de estos impulsos hace que Vata se mueva en una dirección anormal por los srtoas.

Las emociones reprimidas también pueden provocar toxinas en el cuerpo, la ira reprimida puede provocar dolor de estómago, acidez, gastritis, úlceras y suele afectar a la membrana del estómago. El miedo o la ansiedad reprimidos pueden alterar la flora del intestino grueso, provocando gases, dolor o estreñimiento.

Vata debido a su inestabilidad es el primer dosha que se desequilibra, por lo tanto siempre debemos tener Vata en la mayor armonía posible. Según Svoboda Vata es la causa principal de desarrollo de todas los desarreglos sean del tipo que sean, y Ama sería el alimento del desarreglo.

 

Volver al inicio



Continuar